Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y que tu navegación sea más segura, nunca comercializamos con tus datos, nos interesan tus preferencias para el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso, aún así podrías cambiar los términos indicados en la Política de Cookies.

Más información
Acepto
¿Te ha proporcionado tu doctor un código?
SI
NO

La solución

"Dicen que hubo un carajo en Archidona que, con nocturnidad y alevosía, en la sombra de un cine se erigía poniendo a gran altura su corona"

Soneto para una corona poética dedicada al "Cipote de Archidona de Camilo José Cela" por José García Nieto

Eyaculación precoz

La eyaculación precoz es una disfunción sexual que afecta a más del 30% de los hombres sin distinción de edad de manera frecuente o en casi todas las relaciones sexuales con penetración.

Puede ocurrir a cualquier edad y consiste básicamente, en la falta de control a voluntad sobre el mecanismo de la eyaculación, ocurriendo ésta de forma brusca e inesperada.

Se estima que 1 de cada 5 hombres experimentarán a lo largo de su vida sexual, algún episodio de eyaculación precoz que, junto a la disfunción eréctil, constituyen un problema habitual de consulta en urología y médica en general.

Eyaculación precoz
Síntomas de la Eyaculación precoz

Síntomas

El síntoma principal de la eyaculación precoz es cuando la eyaculación ocurre aproximadamente por debajo del minuto y medio; si la eyaculación se produce entre los 2- 3 minutos podría tratarse de eyaculación probable. Sucede en los preliminares del coito o inmediatamente después de la penetración.

Obedeciendo a la causa que lo esté originando, la eyaculación se puede clasificar en:

Eyaculación Primaria o congénita: cuando existe desde siempre, la eyaculación ocurre dentro del primer minuto y se le suele atribuir a una causa de origen genético o neurobiológica.

Eyaculación secundaria o adquirida, donde el hombre reconoce que sí existía anteriormente un control de la eyaculación, apareciendo después, generalmente por algún motivo somático o psicológico. La eyaculación ocurre generalmente por debajo de los 3 minutos.

En cualquiera de los tipos de eyaculación que presenten, la característica común de todos ellos es la incapacidad de retrasar la eyaculación en todas las relaciones sexuales con penetración.

Causas

Las causas de la eyaculación precoz pueden ser de muy diversa índole, pero generalmente influyen aspectos psicológicos, de aprendizaje y también puede ser debida a algún problema físico u orgánico. Entre otras causas:

Psicológicas:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Nerviosismo
  • Malas experiencias sexuales, conflictos con la pareja
  • Baja autoestima

Origen orgánico (físicas):

  • Trastornos hormonales
  • Determinados fármacos / Sustancias tóxicas
  • Disfunción Eréctil
  • Infecciones urogenitales o de próstata
  • Trastornos neurológicos
Causas de la Eyaculación precoz
No es una enfermedad, si se trata, se puede solucionar

No es una enfermedad, si se trata, se puede solucionar

La eyaculación precoz no es una enfermedad, es un trastorno que puede ser tratado satisfactoriamente y sí, tiene solución. No lo cura el tiempo ni la edad y lo adecuado sería abordarlo y tratarlo lo antes posible para que no se agrave.

Ocasiona angustia y frustración, no sólo al hombre sino también a su pareja, provocando una disminución de la satisfacción sexual, reduciendo la frecuencia del acto e incluso se llega a evitar las relaciones sexuales.

Debido a los múltiples factores que pueden estar desencadenando esta disfunción sexual es fundamental que el urólogo realice una evaluación clínica completa del paciente para así diferenciarlo de otros trastornos y descartar algún problema de tipo orgánico.

De esta forma y teniendo en cuenta todos estos factores, se establecerá un diagnóstico y un tratamiento adecuado y eficaz en base a los resultados, para conocer el grado y la causa que lo puede estar originando.

Los mecanismos terapéuticos más habituales para tratar la eyaculación precoz son, por un lado, los tratamientos farmacológicos y por otro, las terapias psicológicas de tipo cognitivo-conductual (TCC) que aplicadas de forma única o en combinación con fármacos, son las herramientas de abordaje más frecuentes para tratar a este grupo de pacientes.

Terapia Cognitivo-Conductual (TCC)

La terapia cognitivo-conductual es un modelo de abordaje clínico con una amplia variedad de estrategias muy eficaces con resultados muy positivos para el entrenamiento de habilidades sexuales específicas y el aprendizaje progresivo para el control voluntario de la eyaculación.

Técnicas para aprender a controlar la eyaculación dirigidas en base a un tratamiento personalizado para la corrección de la disfunción eyaculatoria.

Son terapias muy efectivas para entender y tratar modelos inadecuados de conducta sexual.

Terapia Cognitivo-Conductual  (TCC)


Conoce MYHIXEL MED

Revolucionaria metodología clínica guiada para el control del clímax.

Elementos de MYHIXEL

La solucion = MYHIXEL I + PLAY MED

El programa de estimulación cognitiva Play Med ha sido desarrollado por un equipo especializado de expertos, urólogos y sexólogos con técnicas de terapia conductual para mejorar el reflejo de la eyaculación para hombres que eyaculan por debajo de los 3 minutos y para aquellos que quieran aprender a prolongar el coito retrasando el momento de la eyaculación.

El programa Play Med, se puede configurar a través de la app MYHIXEL en tu teléfono móvil.

Tratamiento con terapia cognitiva-conductual.

La aplicación PLAY MED, en combinación con el dispositivo MYHIXEL I, es un método natural, sin efectos secundarios ni contraindicaciones que ayuda a mejorar el control de la eyaculación y por consiguiente a mantener relaciones sexuales más satisfactorias y duraderas para él y su pareja.

Teléfono para pedidos y asistencia de venta Online

Horario: De lunes a jueves de 9:30 a 14:00 y de 16:30 a 19:00, viernes de 9:30 a 15:00.

Horario de verano: de lunes a viernes de 09 a 15 horas

Envíos discretos

En nuestros envíos nunca va reflejado ni el nombre del producto ni su finalidad.