Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y que tu navegación sea más segura, nunca comercializamos con tus datos, nos interesan tus preferencias para el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso, aún así podrías cambiar los términos indicados en la Política de Cookies.

Más información
Acepto
¿Te ha proporcionado tu doctor un código?
SI
NO

Últimas noticias

Higiene ínitima masculina

Higiene ínitima masculina

La higiene íntima no es solo cosa de mujeres, pues por sus características, la zona genital también requiere de unos cuidados especiales y diferentes al del resto de cuerpo para protegerla frente a agresiones externas e infecciones.Esta zona del cuerpo, tanto el femenino como el masculino, presenta una serie de características que nos deben hacer extremar la higiene. Por un lado, tiene varias funciones, sexuales, reproductivas, de micción y la zona anal está muy cerca. Esto, unido a que posee pliegues que favorecen la acumulación de secreciones, la hace más susceptible a la proliferación de microorganismos, como bacterias y hongos.Además, la zona digital está más irrigada, inervada, es más permeable y presenta una mayor reactividad frente a agentes irritantes, es decir que es más sensible a agentes externos y se irrita con facilidad.Por todo esto, y aunque es cierto que la zona genital masculina es menos sensible que la femenina, conviene extremar la higiene y hacerlo de un modo correcto para mantenerla a salvo tanto de infecciones y malos olores como de irritaciones.

Lavarse a diario y con jabón

Hay hombres que, erróneamente creen que basta con aplicar agua en la zona genital y evitan echarse jabón. Sin embargo, esto es un error por varios motivos. El primero es que el agua, por si sola, no elimina los microorganismos, algo que sí ocurre con el jabón, al menos en gran parte. Además, esta zona no está libre de secreciones, pues además de la orina y el esperma, en la base del glande existen unas glándulas que secretan lo que se conoce como esmegma, una secreción protectora y untuosa que, si no se lava con jabón se enrancia, puede provocar malos olores e irritaciones, especialmente en hombres no circuncidados. Para que esto no ocurra, los pasos a seguir en la higiene diaria son los siguientes:  

  Limpiar a diario con agua y un jabón neutro o ligeramente ácido, que es el PH más parecido al de la zona genital.

•Lavarse bien todas las zonas. Para una higiene correcta, no basta con limpiarse el pene con jabón, hay que limpiar también las ingles, el pene, los testículos, el escroto y, por supuesto, la zona anal, de donde más bacterias provienen.

•Después de lavar, hay que aclarar y secar bien. Aclarar bien para evitar irritaciones y secar completamente para evitar la proliferación de hongos. Lo ideal es secarse con una toalla distinta para para la zona genital y dejarla secar bien entre baño y baño.

•Además de lavarse a diario, es recomendable hacerlo tras cada relación sexual -sobre todo si se han utilizado lubricantes o preservativo-, cada vez que se va al baño y después de hacer deporte.



Teléfono para pedidos y asistencia de venta Online

Horario: De lunes a jueves de 9:30 a 14:00 y de 16:30 a 19:00, viernes de 9:30 a 15:00.

Horario de verano: de lunes a viernes de 09 a 15 horas

Envíos discretos

En nuestros envíos nunca va reflejado ni el nombre del producto ni su finalidad.